Cargando experiencia

Compra y venta de autos usados: conoce sus impuestos legales

Al momento de realizar un proceso de compra y venta de autos usados muchas veces olvidamos un detalle muy importante: las obligaciones fiscales.

Las obligaciones fiscales significan que hay que ser transparentes con el organismo regidor en cuanto a los ingresos y egresos que se efectúan cada año.

Si tienes un ingreso o egreso de dinero, deberás declararlo ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y pagar el impuesto correspondiente.

Para el caso de compra y venta de autos, se grava la utilidad que te haya quedado después de una venta, y como comprador, puedes deducir este gasto.

A continuación, te explicamos a fondo todo sobre sobre los impuestos en la compra-venta de autos usados:

Compra y venta de autos: ¿qué sucede al venderlo?

En el caso de quien vende el auto, la compra-venta debe de reflejarse en la declaración anual ante el Servicio de Administración Tributaria.

Es importante recalcar que la cantidad gravable es únicamente sobre la utilidad de la venta, esto quiere decir que se debe restar el costo del auto al precio vendido para obtener la suma a pagar.

De acuerdo a El Financiero, entre mayor sea el precio del auto, más alto será el porcentaje de impuestos que se cobren.

De todas fromas no te preocupes porque esta cantidad no deberá pasaar el 35%.

  1. En el caso que la venta sea de un particular hacia una empresa, entonces no se hace ninguna retención, a menos de que supere los $175 mil pesos.
  2. Cuando la compra-venta sea entre particulares, entonces el vendedor deberá hacer una declaración mensual esporádica donde establezca la venta del vehículo y el impuesto pueda ser cobrado por única ocasión.

Compra y venta de autos: ¿qué sucede al comprarlo?

Ahora, si tu posición es la del comprador: solo podrás deducir los gastos por la compra de un auto las personas que se encuentren bajo el régimen de honorarios, actividad empresarial, o régimen de incorporación fiscal.

El costo máximo deducible es de hasta por $175 mil pesos, ya sea un auto nuevo o usado.

Sin embargo, cuando es la compra y venta de autos seminuevos, y lo compras con un particular, la persona física no podrá emitirte ningún tipo de factura.

Según la página Los Impuestos, basta con que la factura esté a tu nombre y cuente con los datos fiscales correspondientes para poder incluir la compra en la declaración mensual.

Al final del año fiscal, si deduces más de lo que tienes que pagar, entonces se te abonará la cantidad dictada.

Ya sea como comprador o vendedor, es importante verificar que se realice la baja de placas y pagar la cantidad correspondiente a este impuesto para dar por concluido el proceso de venta.

Ingresa tu correo para recibir lo último en contenido de Kavak.