Cargando experiencia

Todo lo que debes saber sobre la compra de autos americanos en México

No cabe la menor duda de que los autos americanos importados suelen tener algo especial que nos impulse a querer comprar uno:

  • Sus diseños son únicos
  • Son de buena calidad
  • Tienen un gran rendimiento

Pero debemos estar muy atentos sobre la procedencia de estos autos y no dejarnos engañar por el costo.

Aunque implique cierto ahorro en el precio de compra en comparación con los de una agencia, la realidad es que los vehículos importados carecen de pruebas de calidad.

Esto significa para el gobierno mexicano un gran problema, pues:

  1. Estos autos americanos importados llegan en situaciones mecánicas deplorables
  2. Producen un impacto ambiental grande por los gases contaminantes que emiten debido a fallas comunes
  3. Los coches importados impactan directamente en las ventas en el mercado de los autos semi-nuevos

Problemas en los usuarios

El mayor problema es que muchas veces los autos importados o "chocolate" son robados, por lo que al cambiar de dueño, el nuevo propietario se puede ver envuelto en una grave situación legal con la que no contaba. ¡Pendientes!

Pero ¡fueron tomadas cartas en el asunto!

Se calcula que hubo una pérdida de $3 mil millones de pesos en subsidios de petróleo cada año para cubrir las ineficiencias técnicas de dichos autos americanos importados.

Pero desde el 2005 en México se viene tratando de abordar este problema  que ayude tanto a los usuarios como a las agencias mexicanas.

Actualmente el Sistema de Administración Tributaria (SAT) donde impuso varios controles para regular la entrada a México de estos vehículos.

Mientras que la Administración General de Aduanas pondrá en práctica nuevas normas para la compra de un auto semi-nuevo importado.

Entre los requisitos están:

  • Que cumpla con las condiciones físico-mecánicas adecuadas para no emitir contaminantes.
  • Que no esté involucrado en un proceso legal, sea robado o se haya usado para cometer un acto ilícito.

Ingresa tu correo para recibir lo último en contenido de Kavak.