Cargando experiencia

Autos manuales: cómo manejar estándar paso a paso

A muchos conductores les parece un poco complicado manejar de forma manual o estándar vs un coche automático, sin embargo, es muy útil saber cómo hacer por cualquier situación que se pueda presentar.

Bien sea porque estás aprendiendo a conducir o solo sabes manejar de forma automática y quieres aprender la forma manual, aquí te explicamos paso a paso cómo manejar estándar:

¿Cómo aprender a manejar estándar?

Lo primero es familiarizarte con el coche:

  • Ubica la palanca de velocidades
  • Siente los pedales con tus pies
  • Asegúrate de alcanzarlos con facilidad
  • Acomoda correctamente tu asiento

Ahora conoce con detenimiento el paso a paso de cómo manejar un auto estándar:

Colocar el asiento y la palanca

El primer paso para saber cómo manejar estándar es colocar el asiento teniendo el pie a fondo en el embrague y que tu rodilla quede flexionada.

La palanca la encontrarás en la consola central, donde te marcará con un esquema en forma de “H” los números del 1 al 5 (ó 6, si es tipo sport) y una “R” de reversa.

Cómo manejar estándar: conoce los pedales

Respecto a los pedales en los coches estándar, éstos son tres en lugar de los dos habituales de los coches automáticos.

De izquierda a derecha, encuentras primero el clutch, luego el freno y por último el acelerador.

Arrancar el motor de transmisión manual

Chequea primero que el coche no vaya a moverse de manera inesperada al encender el motor, por lo que debes asegurarte que se encuentre en punto muerto y tenga el freno de mano colocado.

Para estar en “punto muerto” la velocidad tiene que estar en neutral, por lo que tienes que presionar el clutch hasta el fondo y mover la palanca al centro; de estar bien colocada, la palanca podrá moverse con mucha facilidad hacia los lados.

Sin quitar el pie de clutch, hay que poner el pie en el freno y entonces proceder a encender el auto. Estos son los primeros y primordiales pasos a tener en cuenta al momento de saber cómo manejar estándar.

Y ahora a conducir

Para poder hacer que el auto comience a avanzar, tienes que pasar el coche a primera, es decir, a la velocidad que tiene el número “1”, y con el pie hasta el fondo en el embrague debes adelantar la palanca sin forzarla; luego, hay que realizar tres movimientos simultáneos:

  • Sacar el pie del clutch
  • Pisar el acelerador
  • Quitar el freno de mano

La coordinación entre estos últimos tres movimientos te costará trabajo al principio, ya que debe existir una relación perfecta entre lo lento que se saca el pie del embrague y la velocidad a la que pisas el acelerador.

Hacerlo de una manera incorrecta hará que el coche se apague, pero con mucha práctica y paciencia sin duda lo podrás lograr y así saber cómo manejar un estándar.

Cómo manejar un estándar: conceptos básicos

El clutch

  1. Saca el clutch lentamente y una vez que sientas movimiento, pisa el acelerador con un poco más de fuerza
  2. Una vez en movimiento y casi de momento, debes meter la segunda velocidad, ya que la primera sólo debe utilizarse para el arranque del motor.
  3. Para cambiar de velocidad, se debe realizar un proceso muy parecido al mencionado anteriormente: se pisa el embrague a fondo y se cambia a la velocidad que sigue. Una vez cambiada la velocidad, se saca lentamente el pie del clutch mientras se revoluciona el acelerador.

Para saber el momento exacto en el que hay que cambiar de velocidad, hay dos opciones: 1) escuchar el motor, o 2) poner atención al tacómetro.

Las velocidades

Cuando empiezas a ir más lento es necesario que reduzcas las velocidades. La manera de hacer el cambio es exactamente igual sólo que siguiendo un orden cronológico descendente en lugar de ascendente.

Al pasar por topes o reductores de velocidad, además de apretar el freno para bajar la velocidad, deberás mantener el pie en el embrague hasta que termines de pasar por ellos.

Cómo manejar estándar: consejos finales

  • No mantengas la mano en la palanca de velocidades mientras no la estás ocupando.
  • Suelta el clutch por completo, es decir, no dejes tu pie reposando sobre él mientras no lo estás ocupando.
  • Evita cambiar de primera a reversa sin que el auto esté detenido ya que esto ocasionará un desgaste del embrague.

Ingresa tu correo para recibir lo último en contenido de Kavak.

Historia de KAVAK

KAVAK es la plataforma online que ofrece una experiencia excepcional de compra y venta de autos seminuevos en México con los mejores precios del mercado. Con KAVAK, la compra o venta de autos en México es más sencilla que nunca, ya que puedes hacerlo desde la comodidad de tu computadora o smartphone. ¡Sin salir de casa!

Fue creada por un grupo de jóvenes emprendedores, que un día decidieron formar esta startup para revolucionar la industria automotriz y ser mejores que cualquier agencia de autos en México.

Todos los autos seminuevos de KAVAK pasan por una inspección de 240 puntos en donde se revisa desde el historial vehicular, es decir, que no hayan tenido reporte de robo, que no tengan multas o adeudos de tenencias; hasta la parte eléctrica, mecánica y estética. Si el auto no está en perfectas condiciones, no está en KAVAK. Es por esto que sólo 1 de cada 3 autos que inspeccionamos pasa la prueba; en ese caso ofrecemos 3 tipos de oferta: Oferta Inmediata, Oferta a 30 días y Oferta a Consignación.

Ofrecemos diversos planes de financiamiento para que consigas el auto que deseas con varias opciones de crédito automotriz. Cuando completas la compra, puedes buscar el auto en nuestras instalaciones o te lo podemos llevar a domicilio sin ningún costo adicional. Recibirás tu auto impecable ya que se le realiza un detallado profesional donde se descontamina, pule y encera la pintura, se hace lavado de motor, rines y tolvas e interiores.

Todos nuestros coches seminuevos tienen una garantía de 3 meses. Adicionalmente, si no te enamoraste del coche, tienes 7 días o 300 kilómetros de prueba para devolverlo y te reembolsamos el 100% de tu dinero, sin ningún tipo de penalización.

En definitiva, KAVAK llegó a México para traer confianza, rapidez y seguridad al mercado automotriz. Ahora con KAVAK, vender o comprar un auto es una experiencia increíble.

Creative Commons License